La Autenticidad es Sexy Vol 2: Define tus Valores y Descúbrete.

1. La Autenticidad es atractiva: La sinceridad, pureza y verdad siempre han sido percibidas como cualidades positivas pero es verdad que la autenticidad está en auge.  Está por todas partes: desde en la comida orgánica, hasta el estilo real de las cafeterías hipsters, el slow fashion, y la ansia generalizada de vivir una vida más simple. Sin embargo, cuando se trata de aplicar la autenticidad a las personas, nos cuesta más.

 

Me pasé mi adolescencia entera escuchando el consejo: ‘Sé tú misma’. Ante eso yo no sabía muy bien como actuar o que ser… ¿Cómo saber quien somos realmente si nos pasamos la vida proyectando la imagen de lo que creemos que los demás aprobarán? ¿Cómo mostrarnos tal y como somos en un mundo de apariencias sin miedo a las consecuencias?

 

En teoría, no puede haber nada más fácil que ser tú. Sin máscaras ni caretas. Sin mentiras… Mentir requiere habilidad, un máster en interpretación y buena memoria para recordar una experiencia ficticia que no está en tu experiencia real. En cambio, expresar tu verdad, tus sentimientos tal y como son y actuar en base a lo que valoras más no requiere nada especial, es (en teoría) un proceso natural.

Sin embargo, ¿Por qué nos cuesta tanto ser auténticas/os? ¿Por qué lo complicamos?

 

Hay dos razones que nos impiden actuar desde la autenticidad:

 

La primera tiene que ver con el miedo y a ella he dedicado un artículo entero que arranca con esta misma introducción. ¿Qué tipo de miedo? El miedo al que dirán, miedo a no encajar o al juicio ajeno que nos pueda atormentar. Puedes leer más sobre esto en el punto 1.1 de: 'La Autenticidad es Sexy: Vol 1. Dos Simples Pasos para Atreverte a Ser Tú'

 

1.1. La segunda razón tiene más que ver con la falta de conocimiento. Muchas personas no se conocen lo suficiente como para poder actuar tal y como son: De la misma manera que no puedes retratar a una persona si no la has visto nunca no puedes actuar auténticamente si no sabes quien eres.

 

Al igual que una persona con baja autoestima no sabrá que hacer cuando le digan ‘Cree en ti’ o ‘Quiérete’, algo parecido ocurre cuando te aconsejan: ‘Simplemente sé tú’ y no sabes quien eres… ¿Simplemente? Hoy me voy a centrar en el cómo, cómo hacer para actuar auténticamente.

 

 

Un requisito imprescindible para ser una persona auténtica es alinear nuestro comportamiento con nuestros valores.

 

 

El problema es que a menudo no sabemos cuales son nuestros valores de forma consciente, no nos hemos parado a identificarlos y eso nos puede llevar a actuar en contradicción con lo que más nos importa.

 

 

¿Cuáles son Tus Valores?

 

¿Qué son entonces los valores? Los valores son las creencias o juicios que hacemos sobre lo que es importante y lo que no, lo que es bueno o malo, lo que está bien y lo que está mal desde nuestra percepción. Muchas veces en las sesiones me dicen: ‘no sé cuales son mis valores’ y yo respondo: ‘Los valores son las cosas que más valoras en la vida’.

 

A menudo los valores dirigen nuestro comportamiento y pueden ser una gran fuente de motivación. Por eso hoy te voy a dar un ejercicio para poder descubrir cuales son tus valores principales, los cuales necesitas para poder actuar con autenticidad:

 

Identificar nuestros valores puede ser sobrecogedor, ya que requiere responder a una gran pregunta: ‘¿Qué es lo que más me importa en la vida?’ El truco está en ir por partes para poder focalizarse: Elige algunas áreas de tu vida. Por ejemplo: la relación de pareja, el trabajo, la amistad o la política… Y pregúntate: ‘¿Qué es lo que más valoro en una pareja?’ ‘¿Qué me parece más importante para que un trabajo sea bueno?’… Voy a dividir el ejercicio en dos partes:

 

 

1ºIdentifica lo que más te importa

 

Escribe en una lista los aspectos que son importantes para ti en cada área de tu vida. Por ejemplo : En la relación de pareja me importa: la confianza, la fidelidad, la pasión y el amor. En la amistad lo que más me importa es: el apoyo, la complicidad, la honestidad y la confianza. En el trabajo lo que más valoro es: la seguridad, la creatividad, el crecimiento y el compañerismo… Puedes añadir tantos valores como creas necesarios en cada aspecto de tu vida que consideres importante. Una vez que tengas tu lista pasaremos a la segunda parte del ejercicio. (Para darte una idea: puedes tener aproximadamente 10 valores en tu lista final)

 

Esta segunda parte es esencial, ¿Por qué? Pues porque diez personas pueden tener la misma lista de valores pero dependiendo el orden de prioridad que le den a cada uno, pueden actuar completamente diferente. Si por ejemplo dos de mis valores principales son la fidelidad y la honestidad en la amistad, pero la fidelidad es mas importante que la honestidad puede que yo mienta para cubrir a un amigo por serle fiel.

 

 

2º Crea tu Jerarquía de Valores

 

 En la segunda parte del ejercicio la idea es crear una jerarquía de tus valores colocándonos en orden de importancia. Pregúntate ¿De toda la lista qué es más importante para mi? ¿Y después? Así hasta que estén todos. Crear este ranking no siempre es fácil, puede que te entren dudas: Una manera de ponértelo fácil es en vez de comparar los valores. Ejemplo: Seguridad vs. Crecimiento, piensa que necesitarías para actuar acorde a estos valores, y que preferirías hacer si sólo pudieras seguir uno de ellos. Ejemplo: Si estás tratando de comparar seguridad y crecimiento, quizás para sentir seguridad necesites un año de ahorros en el banco, y para sentir que estas creciendo necesitas ir a un curso intensivo para pasar al siguiente nivel profesionalmente. ¿Cuál elegirías? Al especificar es más fácil identificar que valoras más.

 

 

Una vez que tengas todos tus valores ordenados en una jerarquía de importancia podrás alinear tus acciones a estos valores priorizando los más importantes, esta será tu vía rápida y directa hacía la autenticidad.

 

 

Alinea tus Valores con tus Acciones

 

En conclusión, ser una persona auténtica no es sólo tomar las grandes decisiones de la vida en concordancia a nuestros valores, tienes oportunidades para actuar con autenticidad cada día, se trata de serte fiel en las pequeñas decisiones que tomas a diario. Para poder tomar estas decisiones auténticamente necesitas tener un entendimiento muy detallado de tus valores y como los priorizas. Te pongo una metáfora, imagínate que eres un gran robot que depende de muchas pequeñas partes para poder funcionar en un estado optimo. Si dos de las partes del robot tiran hacía diferentes direcciones, el robot puede que no se rompa pero si que sufrirá algún mal-funcionamiento o estrés. Cuando tu tomas pequeñas decisiones que están en armonía con tus valores, te evitas los posibles conflictos internos que se crean al ir en contra de lo que es realmente importante para ti.

 

En el blog Club de esta semana hablaremos de los valores e iremos un poco más allá, veremos como los valores puede ser fuente manipulación o de motivación, dependiendo de lo consciente que seas de ellos y como los alinees a tu día a día. ¿Te vienes?

ÚNETE A SATISFACTION

tf   +34   669   783   097

coaching@ixiavila.com